lunes, 7 de octubre de 2013

La metodología musical basada en las nuevas tecnologías
Por Miguel Angel Cano Sevilla 2013

Desde principio de los años 90, las nuevas tecnologías invaden, no sólo en el campo de la creación musical sino también las actuaciones educativas, pudiendo encontrar en la aulas algunas propuestas para la audición, para la presentación de contenidos teóricos musicales y musicológicos e historia de la música, el karaoke, ejercicios de notación musical y un largo etc. Los recursos tecnológicos para la información y la comunicación (TIC) empiezan a ser parte y motivo de consideración en la construcción de la enseñanza musical.

En esa época, los recursos tecnológicos se sutituían por antiguas propuestas que quedaban obsoletas frente a herramientas infomáticas y de tecnología del sonido. En ese momento el profesor continuaba usando su propia metodología y sólo sustituía algunos de los elementos utlizados por nuevos elementos tecnológicos.

Uno de los principales paradigmas para entender la inclusión de las nuevas tecnologías al campo de la educación musical, es dimensionar el valor de las TICs, no sólo como recurso, sino como metodología. Son muchas las propuestas TICs, en la actualidad, que no sólo ofrecen herramientas, sino también procesos vinculados al aprendizaje. Es decir, no se trata sólo de cambiar el piano clásico por un piano electrónico, sino de dimensionar el valor de la intercomunicación entre instrumentos vía MIDI, las posibilidades de síntesis, el sampleo a tiempo real, la visualización de la partitura, y un largo etc. Aún más simple el ejemplo, utilizar el ordenador como máquina de escribir, es simplificar el potencial que puede llegar a tener un ordenador.

Los sistemas actuales de construcción de la información y del conocimiento, han evalocionado exponencialmente con la generación Y. La forma de comprender y comunicar entre nuestros adolescentes ha sufrido un cambio integral, no sólo de la maquinaria utlizada, sino sobre todo de los mecanismos de procesamiento. La información en sí misma ya no es tan valiosa como puede ser su selección u ordenamiento. El objetivo, por tanto, de la educación, no es el acceso a la información, sino su selección, su análisis, su reflexión y su aplicación.

Las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de pensar y actuar, y utilizar, en la educación, las nuevas tecnologías, significa renovar las bases y metodologías, hasta ahora, utilizadas. Por eso llegamos a la reflexión de que educación a través de TICs, no sólo conlleva nuevos recursos tecnológicos, sino también, una nueva manera de pensar y hacer educación.

Según DR. JUAN BAUTISTA ROMERO CARMONA y DR. SORELIO HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, éstas son algunas de las razones que nos dificultan este cambio:
  1. Se tiene vocación real del trabajo, se está convencido de que se está en una época de cambio e innovación, siendo la que nos ha tocado vivir y por tanto tenemos que intentar seguir el mismo camino de la sociedad y no mirar hacia otro lado. Desde el ámbito musical debe tomarse el perfil del avance continuo y no el perfil del profesorado que sobrevive en la clase ayudando a sobrevivir a sus alumnos.
  2. No debemos encauzarnos en unas metodologías de enseñanzas concretas, hay que conocer y practicar nuevas formas, criticándolas y mejorándolas, no debemos ser solamente aplicadores de metodologías.
  3. Autoevaluación, necesaria y fundamental para ver la distancia entre nuestro trabajo y la realidad que nos rodea. Asimismo esas reflexiones debemos compartirlas con los demás docentes para así avanzar y mejorar
  4. Debe preocuparnos que aspectos como la creatividad, imaginación, que tienen su lugar en la vida real, no tengan cabida en el currículo. Desde el punto de vista musical parece que es mucho más fácil desarrollarlo, ya que es un área con muchos elementos para provocar una transversalidad en los contenidos. Por tanto, nos situamos en una nueva época docente. Una época en la que tenemos el derecho y la obligación de intervenir. Así pues, pueden declararse una serie de intenciones, entre ellas es necesario una formación que nos haga reflexionar sobre las estrategias que se deben poseer para una presencia activa en la escuela de la época que nos toca vivir
La educación musical en nuestros días necesita conocer los parámetros que mueven los procesos tecnológicos, para así poder entender los procesos metodológicos que deben regir nuestra pedagogía. Algunos de estas características pueden ser:
  1. Un aprendizaje cooperativo y bidireccional 2.0
  2. Técnicas más aplicadas a la selección y ordenación de la información
  3. Partir de las nuevas tecnologías como la base desde donde construir el ejercicio de
    aprendizaje
  4. Promover los foros para la especificidad y las actividades de construcción de conocimiento
    para la globalidad
  5. Redeterminar los valores estéticos, desde las nuevas tecnologías.
  6. Facilitar la síntesis y la compresión desde los mismos procesos tecnológicos 

jueves, 3 de octubre de 2013

Basado en la "Praxis" – Metodología Musical
Desde hace ya dos semestres atrás hemos trabajado todas las clases basado en un repertorio cristiano de canciones populares, conocidas para los estudiantes y de "moda".

Todo se dirige a la clase de ensamble, ahí los alumnos desarrollan y llevan a la práctica las canciones que se dividen en tres áreas:

1) Canciones de "Época".- Cada semestre lleva un tema en particular, principalmente "NAVIDAD" y "RESURRECCION". Estos dos eventos son muy importantes en las iglesias en general, así que el aprender repertorio para estos eventos creemos que les puede ayudar mucho.

2) Canciones de "Técnica".- en varios casos pueden ser Standards de Jazz donde los alumnos aprendan progresiones populares, melodías conocidas, e improvisación según su nivel. La ventaja de los Standards es que no necesariamente tienen que ser difíciles, pero pueden ser interpretados de muchas maneras.

3)Canciones de "Alabanza y Adoración".-Repertorio Cristiano que pueda desarrollar la habilidad de los estudiantes y enriquecer su trabajo en las iglesias locales.

Los maestros deciden si usar las tres canciones para su repertorio en ensamble o solamente algunas, pero todos quedamos de acuerdo en que MINIMO una de estas hacemos TODA la escuela (aun que sea en diferentes niveles) para que pueda haber una guía en la clase de instrumento y la clase de lenguaje musical basado en la PRAXIS, esto es el REPERTORIO.
Gracco Contreras, USA
PEDAGOGIA MUSICAL

FORO: EL CICLO DEL CONOCIMIENTO

“Aplicaría una clase ministerial por ejemplo LIDERAZGO

Primeramente que los alumnos RECIBAN y sientan la información es decir que se interesen por el tema a tratar por ejemplo con el tema: EL CARACTER DEL LIDER, hacerles conciencia con preguntas retadoras como Porque ciertas personas que están en el liderazgo no son autenticas? a que de debe? etc..

 SELECCION: Darles material y que ellos seleccionen alguno de su interés y quizá puedan exponerlo o hacer una síntesis o aplicación y podamos observar claramente el tema.

Luego hacer una REFLEXION  es decir que esos temas se mediten y comparar quizá los tipos de líderes o líderes que conocen, comparar las exposiciones y sacar lo bueno de todas ellas.

Luego INTERIORIZACION: que el alumno ya pueda aplicar el tema ya sea en su iglesia o en su ministerio, trabajo o vida diaria aplicando un buen liderazgo. Creo que cuando esto se logra en el alumno ya piensa más y reflexiona en la manera que debe comportarse y realizar las cosas.

y EXTERIORIZACION: Es cuando el Alumno ya aplique de manera ya sin pensar ni meditar sino que el buen carácter del liderazgo ya es real en su vida, un buen líder con pleno conocimiento y aplica ya en base a su competencia todo lo aprendido sin pensar y fluye la creatividad.

Este ciclo del conocimiento ha sido muy interesante como los 4 niveles de aprendizaje en verdad nos hace meditar y hacer conciencia de como estamos aplicando nuestras clases y nos da un plus para tomar conciencia de la manera en que podemos y debemos influir en los alumnos, dándoles una clase creativa y nada monótona o aburrida sea la clase ministerial o musical.” 

Areli Coyoc, Perú

lunes, 18 de marzo de 2013


La Evolución del Liderazgo: ¿Cuál será nuestra respuesta?


Por Ramon L. Huertas
El liderazgo es un fenómeno universal en todo el mundo que va desde los seres humanos hasta muchas especies de animales (Bass, 2008). Según informes antropológicos sobre los grupos primitivos en Australia, Fiji, Nueva Guinea, el Congo, y en otros lugares, HL Smith y Krueger (1933) llegaron a la conclusión de que el liderazgo se produce entre todas las personas. No importa cual sea la cultura, ya sean villas indígenas, los nómadas de las estepas eurasiáticas, pescadores Polinesios, o cualquier entorno organizacional, estas opiniones antropológicas afirman también que, incluso cuando una sociedad no tiene reglas institucionalizadas, siempre hay líderes que se levantan en medio de la situación (Bass, 2008). El liderazgo es evidentemente presente de alguna manera en todos los ámbitos de la sociedad.  La cantidad de literatura comercial que ha surgido en los pasados años hace evidente la popularidad de este tema.  Para lograr profundizar un poco mas en este fenómeno, conviene dar un vistazo a la historia y la evolución de las comunidades y por ende de las prácticas de liderazgo asociadas con el pasar de los años.
                  Cabe señalar que hablar de liderazgo y hablar de un(a) líder no es exactamente lo mismo. Para que las organizaciones sean más eficaces y efectivas, los estudios sobre el tema han evolucionado de un énfasis en el (la) líder a un enfoque en el tema del liderazgo. Esfuerzos iniciales para descifrar el misterio detrás del éxito de un(a) líder han querido encontrar la clave en el funcionamiento de un sistema que contiene el(la) líder y el seguidor logrando ser efectivos en el cumplimiento de los objetivos comunes. Un modelo con cuatro eras principales es útil para profundizar en las características de la evolución del liderazgo y el rol de un(a) líder en medio de los tiempos (Daft, 2007):
·       Era 1: Época Pre industrial y pre-burocrático se centra en el liderazgo del Gran Hombre y el énfasis en los rasgos personales.
      1900: Teorías Gran Hombre - Por lo general un hombre con rasgos heroicos y grandes habilidades
      1920: Teoría de los Rasgos - Los investigadores buscaron encontrar los rasgos asociados directamente con los buenos líderes. La investigación no muestras que exista una lista concisa de rasgos.
·       Era 2: Era de la Jerarquía, Burocracia y la Gerencia Funcional. El gerente racional tiene la capacidad de analizar y controlar debido a circunstancias estables
      1950: Teorías del Comportamiento - El enfoque de la investigación cambia hacia lo que hace un líder (sus comportamientos), en lugar de que él o ella es (sus rasgos)
      1960: Teorías de Contingencia - Los investigadores estudian las variables contextuales y situacionales que influyen en los comportamientos que conducen a la eficacia; en otras palabras, depende de la situación y contexto, ciertos rasgos y/o comportamientos serían necesarios
·       Era 3: mundo inestable así que el gerente racional no es mas competente. Era de gran confusión para los líderes
      1970: Las teorías de influencia - examina los procesos de influencia entre los líderes y los seguidores; liderazgo en equipo
·       Era 4: Las Teorías Relacionales y de Aprendizaje Dirección; trascendiendo  del gerente racional y el liderazgo de equipos. Cultura de alto rendimiento.
      1980: Las teorías relacionales – Busca explicar como los líderes y seguidores interactúan y se influyen mutuamente
El acercamiento y la comprensión del tema de liderazgo ha cambiado con el tiempo, cuando el mundo ha dejado de ser estable. Esta situación presenta un gran desafío para las organizaciones de todo el mundo y para todos los involucrados. Un mundo cambiante significará individuos cambiantes, lo que sin duda supondrá diferentes escenarios para las organizaciones y diferentes formas de actuar para un(a) líder. Las organizaciones han pasado de ser de un pequeño propietario a ser operadas para grandes empresas multinacionales sin límites geográficos. Todos han tenido que adaptarse a un entorno caótico donde todo ya no está bajo control. Lo que pudo ser controlado por un "gran hombre" líder que conocía su contexto estable, ahora tiene que ser atendido por una influencia de las muchas grandes mentes trabajando juntos. Se debe reflexionar sobre como los modelos han evolucionado de paradigmas autocráticos a paradigmas participativos. Los líderes que desean ser relevantes deben aprender a adaptarse al cambio constante y convertir los desafíos globales en nuevas oportunidades sobre las cuales capitalizar hoy día, en una nueva era del liderazgo.
Conociendo esta parte de la historia que nos comparten los académicos y antropólogos, ¿cuál será nuestra respuesta como líderes? ¿Insistiremos en ser efectivos imitando modelos arcaicos e irrelevantes?


Referencias
Bass, Bernard M. 2008. The Bass Handbook of Leadership: Theory, Research, and Managerial Applications (pp.3-84). New York, NY: The Free Press.
Smith, H. L., & Krueger, L. M. 1933. A Brief Summary of Literature on Leadership. (pp.65-68). Bloomington: Indiana University, School of Education Bulletin.
Daft, Richard L. 2007. The Leadership Experience, 4th ed. Mason, OH: South-Western Publishing.

domingo, 24 de febrero de 2013

CICLO DEL APRENDIZAJE


El ciclo del aprendizaje

Educar no es transferir, educar significa transformar y crecer. Si queremos un cambio significativo entre nuestros alumnos debemos fomentar un aprendizaje completo, global y orgánico, que promueva la autonomía del individuo y sus valores de actuación
 La educación se trata de acompañar en un proceso donde los errores son oportunidades y las oportunidades crecimiento… Acompañar no entiende de escalas sociales, no se trata de ser más o menos importante, se trata de crecer juntos.
 No camines delante de mí, puedo no seguirte.
No camines detrás de mí, puedo no guiarte.
Camina a mi lado y simplemente sé mi amigo.”
Albert Camus  
Por años la educación se ha referido a la transferencia de conocimiento. En parte por estar enfocada al saber y no al alumno, en parte por los valores que regían los fundamentos educativos. Una educación cobra valor cuando no sólo transfiere información, sino cuando ayuda y acompaña al alumno en un mágico viaje, en un contexto comunitario, donde se promueve el interés por lo que le rodea, lo que siente, lo que toca, lo que palpa; donde se construye la información, se reflexiona; donde se llega a conclusiones propias y compartidas y donde es capaz de actuar por sí mismo y en colaboración, desde lo aprendido.
Esta realidad está claramente enmarcada en una comunidad vital y orgánica, que da el valor social a este proceso. El proceso de aprendizaje no tiene sentido si no es un actividad compartida y colaborativa. La construcción del conocimiento requiere de un equipo de personas que cooperen y edifiquen juntos.
Sentir, pensar y hacer
Percibir, conectar, tocar y respirar. Sentir trata de la percepción holistica de la realidad, trata de describir la acción que genera la incompetencia consciente. Por eso el buen uso de nuestros sentidos nos capacita para la comprensión de nuestro entorno y la activación al descubrimiento. Sentir es un ejercicio de derecho y que va estrechamente vinculado a la libertad y la autoestima de la persona. Debemos generar el valor de la curiosidad y su uso como algo necesario para el alumno. Sentir se despierta desde el hacer, desde la experimentación y la práctica. Es por eso que, hacer y sentir se solapan.
Tal vez incluimos una nueva variable en este proceso, pensar. Una educación fundamentada en la productividad solo genera la mínima percepción de la realidad que se necesita para realizar un ejercicio mecánico, donde reflexionar  y/o llevar al  alumno a un ejercicio de pensamiento autónomo quedan excluidas como actividades no relevantes.
Pensar es un ejercicio que hace al humano ser único y libre. Pensar es la base para el desarrollo auto sostenible, pensar permite generar, crear, liderar. Y es por eso y en este caso, donde la comunidad genera el marco indispensable para que esta actividad tome dimensiones transcendentales y vitales.
Nuestras comunidades deben evitar una ideología inmovilizadora, que no permita a hombres y mujeres renovarse en su forma de ver el mundo y su realidad. Por tanto si no asumimos la coautoría de la obra de Dios, en cuanto a la reconstrucción continúa de la vida, estaríamos diciendo que Dios es un bancario, y no puede ser bancario porque no puede contradecirse.”
Paulo Freire
La acción de pensar es el principio para el desarrollo de una competencia consciente. Una vez creada la necesidad profundizamos en el tema, utilizando la reflexión como base del desarrollo y evaluación de las competencias.
Hacer es el ejercicio más integral del aprendizaje. Tal vez hemos errado anteriormente en establecer la teoría como la base desde donde comienza el proceso educativo.
c1
Por tanto hacer es también sentir. En las artes es vital la experiencia como acercamiento al conocimiento y las competencias creativas. Una educación que no parte de la experiencia no conecta con la necesidad de base del alumno.
Recuerda que nuestros alumnos no necesariamente viven el nivel motivacional profesional de la música, sino en muchos casos, una música para el ocio. Y esto genera la necesidad de conectar el momento educativo con sus interés musicales, donde toca para divertirse, como un medio de relacionarse y como expresión estética y espiritual.
Además de ser un ente motivacional, sobre todo en áreas tan prácticas y creativas como la música, el hacer genera el deseo de descubrir y construir, da sentido y valor al conocimiento, facilita el desarrollo de la competencias incluso a nivel inconsciente y promueve la articulación de todos los procesos del ciclo del aprendizaje.
Este proceso se retroalimenta en todo momento, provocando una educación abierta que renueva desde su misma praxis e intencionalmente promueve un continuo pensamiento.
EL CICLO
A continuación me gustaría presentarte una propuesta de ciclo del aprendizaje, una perspectiva de cómo aprendemos y sin lejos de establecer cátedra, un ejercicio que al menos nos lleve a reflexionar en el valor de un aprendizaje gradual, holístico y completo
FASES DEL APRENDIZAJE
c2
  • Recepción. Apertura a la información SENTIR
  • Selección. Observación de la información y se da valor o prioridad a unas u otras.
  • Análisis. Se compara y observa con más detenimiento
  • Reflexión. Se medita y nos involucramos pensando. También hace referencia al ejercicio reiterativo para conseguir determinadas habilidades.
  • Interiorización. Pensamiento que nos lleva a nuestras propias conclusiones
  • Exteriorización. Cuando comunicamos lo aprendido. Sentimos la información en nosotros mismos y en nuestra realidad. Es un ejercicio crucial para cerrar nuestro ciclo de aprendizaje. En música hablamos de creatividad, improvisación. Cuando exteriorizamos lo aprendido, estamos creando o expresando sobre la información interiorizada.
Ejemplifiquemos este ciclo en el área de la educación musical. Vamos estudiar en nuestra clase de guitarra las escalas pentatónicas
  • Recepción. Al alumno se le presenta de forma atractiva y desde el ejemplo, la escala y su interpretación y uso en la guitarra. Si los niveles de ejecución están cercanos a sus posibilidades debemos desarrollar esta etapa desde la praxis, es decir que, aún sin tener la base teórica o destreza, ponerlo a intentar tocar la escala.
  • Selección. El alumno, y esto depende de él mismo, decidirá si le interesa o no aprender la escala y en esta etapa determinará el grado de motivación con el que comienza este proceso de aprendizaje. Es este momento se determina la incompetencia consciente.
  • Análisis. Ahora se trata de fijarnos más determinadamente en como ejecutar esa escala, se trata de fijarnos en la colocación de los dedos, secuencia de grados, etc. Es el momento de empezar a generar la competencia consciente. El contexto grupal se hace enriquecedor para activar los procesos, la competitividad sana y los mecanismos de análisis.
  • Reflexión. Se trata del trabajo disciplinado que nos lleva a estudiar mas profundamente la escala, cuidar los detalles de ejecución, compararla en como la usan otros guitarristas, etc. Es decir aquellos ejercicios disciplinados que nos ayudan a obtener determinadas habilidades musicales. En aspectos más conceptuales hablamos del diálogo, la discusión y los foros, que nos permiten contrastar y construir las ideas. La reflexión propone el ejercicio del pensamiento, la meditación, la inducción, etc. Reflexionar promueve la capacidad de generar la competencia consciente y nos ayuda al desarrollo de valores tan significativos como la construcción del pensamiento, la disciplina de estudio y el diálogo.
  • Interiorización. Entramos en la etapa de competencia inconsciente, el estudiante es capaz de tocar la escala sin necesidad de tener toda su atención en la ejecución de la misma. Por ejemplo puede estar tocando la escala al mismo tiempo que habla con el profesor de otra cosa. El alumno ha adherido a su nivel inconsciente la capacidad de ejecutar esta escala y lo hace de forma natural y fluida.
  • Exteriorización. Es parte de esa capacidad o competencia inconsciente, donde el alumno puede expresar lo aprendido, o incluso puede crear desde lo aprendido. Hablamos de una fase de creatividad y expresión artística, donde el estudiante cierra el ciclo con un ejercicio estético, comunicativo o didáctico de lo aprendido.
La creatividad es el gran desconocido, en muchos casos y tristemente, de nuestros entornos educativos. La fase de creación requiere un ejercicio completo de todos los pasos en el ciclo del conocimiento. Cuando alguien crea o improvisa, esta disfrutando de haber completado y adherido las diferentes fases del conocimiento.
Perdón que critiqué con estas ideas a nuestro sistema educativo. Creo enormemente que nuestra mentalidad y  metodología son las principales razones de la muerte de la creatividad en nuestros alumnos
Una educación sin creatividad es una formación no completa, que incide en el derecho del alumno a su libertad y capacidad de crear.
La creatividad musical de forma específica se ve reflejada fundamentalmente en la improvisación y la composición. Sin embargo, las actividades teóricas y prácticas que se pueden relacionar con la estimulación de la capacidad creativa son muy numerosas, desde la audición, hasta la fabricación de un instrumento sonoro. Es decir, si consideramos la creatividad desde un punto de vista amplio, y basándonos en el enfoque del potencial, considerándola como una característica que poseen todas las personas y que se manifiesta en todos los ámbitos de la vida, podríamos hablar de la educación de la creatividad por medio de la música, por medio del lenguaje, de la expresión corporal, de las matemáticas, o de la jardinería, etc. Lo que proponemos, por tanto, es utilizar la educación musical como vehículo para desarrollar las capacidades creativas del alumnado. Nuestra propuesta va más allá de la creatividad en el lenguaje musical, y consideramos el contenido musical la vía para estimular las capacidades creativas de los alumnos y alumnas.
Pilar B. Gil Frías 2009
Nuestra educación fomenta el desarrollo de las fases de sentir y observar, pero en muchos caso hemos olvidado el valor de reflexionar y hacer. Estas dos ultimas acciones son determinantes para la construcción de competencias en el alumno y son básicas si queremos responder a una educación para la autonomía o pro desarrollo de las competencias de liderazgo en el estudiante.
Una educación que no conlleva al pensar y hacer es una educación no libre, se convierte en una educación que no dimensiona al estudiante y si en cambio, la transferencia de la información, sin considerar como este enfoque transciende en el pensamiento y actuación del alumno. Educar a pensar y hacer es educar para la vida.
Hoy en día es necesaria una visión nueva de la educación, capaz de hacer realidad las posibilidades intelectuales, espirituales, afectivas, éticas y estéticas, que garantice el progreso de su condición humana, que promueva un nuevo tipo de hombre consciente y capaz de ejercer el derecho al desarrollo justo y equitativo, que interactúe en convivencia con sus semejantes y con el mundo y que participe activamente en la preservación de los recursos
Jaime Niño Díez, 1997
Nuestros paradigmas educativos necesitan enfocarse al alumno y no al conocimiento. Este problema se acrecienta, aún más, cuando el profesor de música u otras disciplinas creativas,  se enfoca en su propio narcisismo como  artista y no como educador.
Es muy genérico encontrar casos de profesores de música que son más músicos que educadores. Músicos que no consiguieron o necesitan una estabilidad económica, y se dedican a la educación como alternativa laboral, sin tener las competencias y la pasión que se necesitan para algo así. En estos casos es fácil caer en el desenfoque, planteado anteriormente, en cuanto a una educación alrededor del profesor y no del alumno. El enfocar al alumno como protagonista encierra un ejercicio complejo de intereses y valores en la perspectiva del profesor, en cuanto al sentido y norte de su labor educativa.
El ciclo y las competencias
 Como bien sabemos las competencias son el resultado de combinar contenidos, con habilidades y actitudes o carácter. El desarrollo del conocimiento no asegura el establecimiento de las competencias, puesto que hay otras áreas que intervienen en su implementación.
c3
Una competencia: es un conjunto de conocimientos que alser utilizados mediante habilidades de pensamiento en distintas situaciones, generan diferentes destrezas en la resolución de los problemas de la vida y su transformación, bajo un código de valores previamente aceptados que muestra una actitud concreta frente al desempeño realizado, es una capacidad de hacer algo.
Laura Frade
El concepto de competencia pone el acento en losresultados del aprendizaje, en lo que el alumno es capaz de hacer al término del proceso educativo y en los procedimientos que le permiten continuar aprendiendo de forma autónoma a lo largo de la vida.
Miguel Zabalza 
Repasemos los procesos o fases de desarrollo de una competencia y como conectan con el ciclo del aprendizaje. En primer lugar analicemos la fases en el desarrollo de una competencia:
En grandes rasgos vinculamos sentir a la incompetencia consciente, en la medida de que este ejercicio nos hace ver nuestra necesidad y el interés por el aprendizaje. Lacompetencia consciente con el pensar y en música con el ejercicio disciplinado y reiterativo técnico. Y el hacer y la creatividad con la fase de competencia inconsciente.
Para entender esta conexión entre el ciclo del aprendizaje y las competencias, debemos  ver este proceso no solo como ejercicio cognitivo, sino también que atiende a las habilidades y carácter del alumno.
El ciclo como proceso evaluativo
Quería terminar este artículo poniendo énfasis en el valor evaluativo del proceso detallado. Una educación basada en competencias necesita de continuas tareas representativas para generar la consecución de las mismas.
Cuando un alumno llega al nivel de exteriorización automáticamente ha desarrollado  el resto de las fases y, es por eso que, en esta etapa de creatividad o muestra, la persona necesita haber dilatado cada una de las fases del aprendizaje anteriores, por lo que es fácil evaluar el aprendizaje en base a lo exteriorizado.
La evaluación deberá ser formativa incorporando los criterios observables en el desarrollo de cada una de las fases de las competencias:
  •  Sentir — INCOMPETENCIA CONSCIENTE, evaluando sus niveles de acercamiento, motivación, sus preguntas, curiosidad, etc.
  • Pensar  –  COMPETENCIA CONSCIENTE, evaluando su participación en la construcción del pensamientos, disciplinas técnicas y desarrollo de habilidades, etc.
  • Hacer –  COMPETENCIA INCONSCIENTE, evaluando sus propias conclusiones, sus niveles de participación creativos, etc.
Conclusiones
 Una educación cobra valor cuando no sólo transfiere información, sino cuando ayuda y acompaña al alumno en un mágico viaje, en un contexto comunitario, donde se promueve el interés por lo que le rodea, lo que siente, lo que toca, lo que palpa; donde se construye la información, se reflexiona; donde se llega a conclusiones propias y compartidas y donde es capaz de actuar por sí mismo y en colaboración, desde lo aprendido.
 Esta realidad esta claramente enmarcada en una comunidad vital y orgánica, que dan el valor social a este proceso. El proceso de aprendizaje no tiene sentido si no es un actividad compartida y colaborativa. La construcción del conocimiento requiere de un equipo de personas que cooperen y edifiquen juntos.
 Una educación que no conlleva al pensar y hacer es una educación no libre, se convierte en una educación que no dimensiona al estudiante y si en cambio, la transferencia de la información, sin considerar como este enfoque transciende en el pensamiento y actuación del alumno. Educar a pensar y hacer es educar para la vida.
 Una educación sin creatividad es una formación no completa, que incide en el derecho del alumno a su libertad y capacidad de crear.
BIBILOGRAFIA
 CASANI FERNÁNDEZ DE NAVARRETE, F.; MORCILLO ORTEGA, P.; RODRÍGUEZ POMADA,J., RODRÍGUEZ ANTÓN, J.M. (2000): El valor de los conocimientos y el aprendizaje como fuente de competencias básicas distintivas. Dirección y Organización: Revista de dirección, organización y administración de empresas, 24, pp. 12-20.
DELORS. J. y otros (1996): La educación encierra un tesoro. Madrid: Santillana-Unesco.
LIPMAN, M, M. SHARP Y F. OSCANYAN, F., La filosofía en el aula, De la Torre, Madrid, 1992.
LÓPEZ, S. B. Y H. RECIO, Creatividad y pensamiento crítico, Trillas, México, 1998
M. D. VALADEZ, “La creatividad en la escuela una necesidad en nuestro tiempo”, Boletín Creatinforma, núm. 16, octubre-noviembre, 1998, p. 3
MARCHESI ULLASTRES, A. (Dir.) (2007): Competencias básicas en educación. Madrid: Alianza Editoria
TEDESCO, J. (2003). Educar en la sociedad del conocimiento. Argentina. FCE.